GRÁFICA PARA LOS MUERTOS

ARQUITECTURA, CEMENTERIO PERSONAL  Y FOSA COMÚN.

“Uno no se acostumbra a la impunidad, uno la aprende.” (Charla con “Miguel”, posterior a una entrevista)

 Ver algo definitivamente gracioso, tras el fallecimiento de un amigo con buen sentido del humor, es ocasión incomparable para recordar cómo se hubiera muerto de la risa. (Autobiográfico)

 

Los pasadizos, bóvedas, templetes y mausoleosausencia02 de los panteones, se han trazado como prolongación arquitectónica de las avenidas,  apartamentos  y edificios  que habitamos. Esto ya está dicho: la arquitectura del cementerio es parte integral de la narrativa donde transcurre el  diario vivir de quienes dormimos a una  distancia prudente de la fosa.

Reconocemos en esto, cómo algunas dinámicas simbólicas en cementerios, responden a formas y estrategias de representación que se modulan según los cambios  de tiempo en urbes y  poblaciones.

Es así, como desde principios del siglo 21,  particularmente en ciudades intermedias y capitales de la geografía colombiana, el cementerio local se actualiza apropiando practicas globalizadas de diseño y de story telling[1]: definiciones móviles que vuelven a bautizar un uso espontaneo ya pre-existente, pero que remasterizado en  términos de mercadeo reubican ciudadanía, dolientes, deudos o transeúntes, ahora como clientes, usuarios, experiencia, interfaz, entretenimiento y arquitectura de información(…)

[1] Invito a revisar el sitio: http://www.inmemoriam.is/, que se cita como “Es un espacio web donde poder recordar y honrar a seres queridos fallecidos, creando una huella online para mantener vivo su recuerdo. Por su diseño y construcción inmemoriam.is desborda el uso familiar, dando cabida a miembros de instituciones, corporaciones, colegios profesionales, etc.” 

Este texto hace parte del proyecto: “Portales de Despedida”, Ponencia en el XVI ENCUENTRO  IBEROAMERICANO DE VALORIZACIÓN  Y GESTIÓN DE CEMENTERIOS PATRIMONIALES. LIMA, PERÚ, noviembre 2015Investigación realizada con Alexandra  VasquezSandra Suarez, y  Luis Javier Barbosa. 

TEXTO COMPLETO: Arquitectura, cementerio personal y fosa común 1