Diseño y Disenso

Es singular que el diseño gráfico, teniendo una presencia abrumadora en la vida cotidiana, sea hoy tan impreciso en el momento de definir su objeto de estudio, propósito, academia y proyección futura.

Este, -al igual que la ilustración- convive en medio de expresiones que transitaron de la modernidad a la contemporaneidad con una maleta de instrumentos prestados, lo que constituye su característica primordial y polémica: el síntoma transdisciplinario que identifica no solo al diseño gráfico sino a todas las disciplinas comunicativas en la actualidad.

Si bien en los inicios del diseño, el vínculo entre comunicación visual e industria editorial articulaban academia y práctica, la continua movilidad y revaluación de lo social (de una visión paterna lista impuesta durante la guerra fría, hasta el actual contexto multidimensionado) obligó a revisar funciones, lógicas y certezas.

Hoy, la academia es también un hecho social y un espacio de tensión continúa entre epistemes, culturas, mercado y -particularmente en diseño- imaginarios de lo que se considera como externo a la academia misma. El diseño gráfico académico se enuncia mediante sujetos, discursos y prácticas. Pero, el profesionalismo es también sinónimo de titularidad, no siempre de aptitud. En el contexto Colombiano, tres ambigüedades frente a la formación en diseño, comunicación y artes respaldan este último señalamiento (…)

TEXTO COMPLETO ACÁ